Proyecto Educativo

La esencia de nuestro proyecto educativo es ayudar a desarrollar personas autónomas, creativas y comprometidas.

Continuamos la intuición educativa que santa Cándida María de Jesús transmitió a las Hijas de Jesús y que está presente en los Centros que la Congregación ha ido creando por todo el mundo desde 1871. Esto nos da una identidad católica y, siguiendo su carisma, la finalidad es la educación de la “entera persona”.

Somos parte de los más de 19.000 las alumnas y alumnos y 1.500 los educadores que pertenecemos a la red de colegios de la Fundación Educativa Jesuitinas. En ellos, el estilo educativo y el clima de relaciones que se vive ayudan a los miembros de la comunidad educativa a crecer en todas las dimensiones que integran su persona.

Para ello:

  • Promovemos el desarrollo de todas las dimensiones de la persona desde la atención individualizada.
  • Cooperamos en el proceso de crecimiento y maduración en la fe de cada persona, respetando sus creencias y trayectoria singular, para que se comprometa con la realidad del mundo, en especial con la de los más necesitados
  • Fomentamos la formación continua de todos los miembros de la comunidad educativa, favoreciendo su participación, implicación y sentido de pertenencia.

La acción educativa se caracteriza por unos elementos fundamentales:

  • Un clima impregnado de valores cristianos, y favorable al desarrollo del proceso educativo.
  • Sencillez y cercanía.
  • Libertad.
  • Alegría.
  • Una pedagogía atenta a la persona concreta y a sus circunstancias.
  • Educación personalizada.
  • Un enfoque positivo de la educación.
  • Motivación y estímulo.