CAMBIO DE TITULARIDAD EN ALMERÍA

Fecha: 12-09-2018

La tarde de ayer, en la casa que las Hijas de Jesús tienen en el barrio de Piedras Redondas, en Almería, tuvo lugar un sencillo pero emotivo acto con representantes de las dos obras educativas que hay en la ciudad: Stella Maris y Virgen de la Paz.
Profesores de ambos equipos directivos, representantes de los dos consejos escolares e Hijas de Jesús formalizamos el traspaso de los inmuebles y tomamos conciencia de todo lo que supone el cambio de titularidad que se produjo el día uno de septiembre.
Comenzamos leyendo algunos párrafos de la carta fundacional que ayudaron a disponernos y a asumir la responsabilidad histórica de colaborar, como familia de la Madre Cándida, para juntos mantener
el carisma que recibimos de ella y del que emanan el Carácter Propio de nuestros centros así como su sentido evangelizador que en ese sencillo acto refrendamos todos los presentes en nombre de tantos como nos acompañan y de otros muchos que nos han precedido. Todos hechos presentes allí, en nuestros corazones.
La firma del acta, además de dar validez al trámite, simbolizaba un pacto del presente con el futuro. Las firmas expresaban el deseo de que el sueño de la Madre Cándida siga siendo posible para docentes, personal de administración y servicios y para muchos niños y niñas así como para sus familias.
Las dos directoras, Carmen Muñoz y María del Mar Domínguez, como representantes de los colegios, entregaron sendas imágenes con el logo de la Fundación a la comunidad de Almería, simbolizando el nacimiento de una obra que garantiza la continuidad de los colegios. A su vez, Ana García FI hizo entrega de una imagen del altar del Rosarillo a cada una, simbolizando el comienzo , la primera inspiración que nuestra Fundadora recibió de todo lo que había de venir después y que hoy sabemos habrá de continuar en el futuro. Su vida sigue dando vida.
Para finalizar, juntos pronunciamos una bonita oración de acción de gracias tras la que dimos paso a un sencillo momento para compartir, cada uno desde su experiencia, qué sentía en ese momento: palabras de agradecimiento profundo, de confianza, de responsabilidad, de sentirse herederos de un legado vivo, privilegiados, confiados, en las manos de Dios, atentos al Espíritu, sabiéndonos familia.
También quiso hacerse presente, Beatriz Neff, superiora de la comunidad, que se encuentra en Belo Horizonte. Desde allí nos envió en un mensaje su deseo de que sigamos "tejiendo redes" y tomando conciencia de ser bendecidos por Dios para que esa bendición llegue a otros.
Que así sea y que la Purísima Virgen sea guía y compañera en nuestro camino.

Volver a noticias

Últimas Noticias