Misión

El Colegio Stella Maris es un Centro Educativo Católico presente en la ciudad de Almería desde el año 1944 como obra apostólica de las Hijas de Jesús y actualmente perteneciente a la Fundación Educativa Jesuitinas, concertado desde Infantil hastaEducación Secundaria Obligatoria y privado en Bachillerato.

Desde el ideario de nuestra fundadora Santa Cándida Mª de Jesús ofrecemos una formación humano-cristiana y académica a todos los niños y niñas, jóvenes y adolescentes que forman parte de nuestro proyecto educativo.

Somos una comunidad cercana preocupada por las personas, especialmente las más necesitadas en cualquier ámbito: afectivo, social, económico, emocional, educativo.

Queremos un alumnado autónomo, creativo, feliz y comprometido con la sociedad en la que vive. Potenciamos el talento de cada uno para desenvolverse en una sociedad de cambio.

Los valores cristianos serán la base para que sean ciudadanos solidarios, velando por un mundo sostenible, capaces de amar y servir por igual.

Todos los miembros de la Comunidad Educativa somos importantes y parte implicada en la misión evangelizadora. Por eso procuramos una estrecha relación con las familias de nuestros alumnos, pues ellas son las principales responsables de la educación de sus hijos e hijas. Además, promovemos a través de diversos medios, la formación permanente de las personas con funciones directivas, educativas, administrativas y auxiliares, abiertos siempre a la mejora continua y buscando la calidad total en nuestro servicio.

Visión

Soñamos con ser un Centro referente en Almería como Colegio innovador, comprometido con el mundo desde los valores evangélicos de justicia, solidaridad y compromiso, que responda a las necesidades de las familias, de la sociedad presente y que acompañe a la del futuro.

Un Centro que capacite a nuestro alumnado para la vida dándole instrumentos que le ayuden a desenvolverse en la sociedad que le toca vivir y que le haga responsable de su propio aprendizaje y del mundo que les rodea.

Queremos ser un Centro sostenible económicamente y comprometido con el medio ambiente, que potencie el cuidado de la casa común y que nos haga perdurar en el tiempo de forma que nuestros valores e identidad pasen de generación en generación.

Esta visión de futuro será posible porque está liderada por personas implicadas y comprometidas, que utilizan como motor de cambio los valores evangélicos desde el carisma de la Madre Cándida.

Deseamos seguir siendo una casa donde se respire familiaridad, sencillez, respeto y alegría y donde toda la Comunidad Educativa se sienta parte de la vida del colegio.

Valores

Nuestro Colegio se caracteriza por los siguientes valores fundamentales:

SERVICIO

Disponibilidad para desempeñar la Misión del Centro entendida como donación generosa.

El objetivo es disponernos a ser “miembros útiles” en la familia, la sociedad y la Iglesia. De este modo hacer sentir útil a los demás.

Es ayuda al prójimo de modo desinteresado y con humildad.

Para el profesorado, el simple hecho de educar (no enseñar) es un valor de servicio, entendido como una abierta colaboración entre todos los miembros que integramos la Comunidad Educativa, superando individualismos y posturas cerradas, autosuficientes o impositivas.

LIBERTAD

Elegir y decidir de manera responsable según la propia conciencia.

Es la capacidad para elegir desde la propia conciencia y asumir las consecuencias con responsabilidad.

Virtud de poder expresar opiniones con espíritu crítico y constructivo y acompañar al alumnado en el aprendizaje de su propia libertad. Saber discernir entre lo bueno y lo mejor y elegir según los criterios que más se ajusten a nuestro modo propio de educar, para buscar un bien mayor.

La libertad conlleva respeto y responsabilidad moral.

ACOGIDA Y APERTURA

El Colegio se encuentra abierto a diferentes realidades familiares y sociales, dando respuesta a las necesidades de éstas según sus posibilidades.

La Comunidad Educativa acoge a alumnado de distintas procedencias, cultura, religión; y también a antiguos alumnos y alumnas, familias, instituciones, grupos que desean participar y tener relación con nosotros.

Es un colegio que se actualiza y está abierto a las nuevas formas de enseñanza.

Acoger requiere una actitud fraterna y dialogante con cualquier persona y una estrecha colaboración entre todos los miembros de la Comunidad Educativa.

Estar en buena actitud de dedicar tiempos y esfuerzos allí donde más nos necesiten.

Las personas que forman parte de nuestro Centro se sienten acompañados e integrados en la vida del colegio, haciéndoles sentir que forman parte de un todo.

RESPONSABILIDAD Y CORRESPONSABILIDAD

Capacidad de comprometerse y actuar haciéndose cargo de la realidad.

Ser coherente con los valores del Centro asumiendo que nuestra tarea es vocacional y no un simple trabajo.

Damos importancia a llevar a cabo con otros esta labor, convirtiéndonos así en corresponsables.

Está íntimamente relacionado con actuar con honestidad. Se asumen las obligaciones ante sí mismo y ante los demás, siendo consecuente con las decisiones tomadas.

Finalmente, implica dar lo mejor de uno mismo.

SENCILLEZ Y CERCANÍA

Es la relación de igualdad entre los miembros de la Comunidad Educativa mediante la cual nos sentimos válidos y útiles en nuestro día a día.

Con respeto, educación, comunicación, empatía, confianza y escucha activa, vivimos en un clima que nos ayuda a todos a crear espacios de diálogo y así a crecer.

COLABORACIÓN Y PARTICIPACIÓN

Es trabajar juntos para llegar más lejos mostrando nuestro compromiso con el proyecto educativo.

Tiene que ver con disponernos a dar lo que somos y tenemos reconociendo lo que cada uno necesita y recibe de los demás, poniendo a disposición de todos los propios valores traducido en ayuda desinteresada.

COMUNIÓN

Es expresión de un vínculo afectivo personal y con otros hacia una persona, un proyecto o una institución, sentirse parte de un conjunto mayor de un cuerpo.

Estar en comunión con otros es participar en algo común desde el trato cercano que supone pertenecer a la misma familia. Esto implica dedicar tiempo y esfuerzos, diálogo y discreción, conciencia clara de la identidad y pertenencia: conocer, interiorizar y asimilar nuestro modo propio de educar y un compromiso firme por ofrecer a la sociedad un proyecto educativo con hondas raíces en nuestros orígenes y al mismo tiempo, flexible para dar cabida en él a todos los rasgos propios del contexto que nos rodea.

CREATIVIDAD

Tener una actitud de curiosidad y búsqueda de soluciones para dar respuesta a las diferentes situaciones de la vida.

En nuestro caso buscaremos no repetir fórmulas “porque siempre se ha hecho así”, desde una actitud de discernimiento.

Supone capacidad de crear, de dar respuestas nuevas y originales ante problemas que acontecen.

ALEGRÍA

Es dar felizmente lo mejor de nosotros mismos viviendo con sentido la vida, acompañándonos entre nosotros y a nuestro alumnado en su proceso de crecimiento.

La alegría transmite ilusión, bienestar, entusiasmo por trabajar, por comunicar y aprender.